sábado, 18 de marzo de 2017

¿Qué dice el "Informe de la lectura en España, 2017", sobre bibliotecas escolares?

José Antonio Millán, coordinador del Informe sobre la lectura en España, 2017, declaraba en la presentación del mismo la ausencia de apoyos y dotaciones por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a las bibliotecas escolares desde hace un lustro. Del apartado específico dedicado a las bibliotecas de los centros educativos elaborado por Inés Miret y Mònica Baró, destaco:
  • "Desde 2008 hasta hoy las bibliotecas escolares en España experimentaron un desarrollo que nunca antes se dio. 
  • A partir de 2011 se produce una etapa de estancamiento -cuando no de retroceso- que llega hasta la actualidad.
  • La formación para responsables de bibliotecas ha tenido continuidad y las universidades imparten menciones en los grados y másteres oficiales.
  • Se ha avanzado en la concreción del modelo de biblioteca escolar adecuándolo a las características locales. En este sentido es muy destacable publicaciones de referencia como las editadas en Navarra y Andalucía (Documentos de referencia para bibliotecas escolares).
  • Las políticas educativas priorizan la promoción de la lectura y esto incide en el desarrollo y la acción de las bibliotecas escolares, centradas en estas actividades y no en otros programas o servicios vinculados con la competencia informacional, la promoción de trabajos y proyectos y la vinculación con el mundo digital. En este sentido, en otro capítulo, el profesor Fernando Trujillo, añade que son las bibliotecas escolares el espacio donde se desarrollan la mayor parte de las actividades de lectura llevadas a cabo por los planes lectores de la mayoría de las comunidades autónomas.
  • Las bibliotecas actuales no están en condiciones de asumir los retos de la sociedad digital.
  • Hay una notable descompensación territorial en el apoyo a las bibliotecas escolares.
  • Se necesita un especialista en gestión de información y conocimiento y, por ende, generar normativa que regule la función y los requisitos del profesor-bibliotecario, así como un proceso de acreditación para el ejercicio de este puesto.
  • Se precisa un debate sobre el futuro de la biblioteca escolar que la sitúe como el entorno de aprendizaje conectado probablemente más viable de la educación formal y centro de la vida de la institución escolar".